.

Barreras que refleja el Covid -19 en las personas con discapacidad

Por: Edwin Armando Pachón Robayo

Estudiante de IX semestre de administración financiera en la Corporación Universitaria Minuto de Dios, sede Ubaté.

epachonroba@uniminuto.edu.co

Todos hemos experimentado dificultades a lo largo de la vida, y con el Covid 19 se hicieron evidentes en muchos aspectos como el económico, comunicacional, laboral y hasta el social; en esas dificultades siempre buscamos una solución de manera inmediata y aunque tenemos capacidades plenas y desarrolladas en ámbitos físicos y psicológicos, siempre sale a flote un grado de frustración por no lograr conseguir lo que se desea en los tiempos que estructuramos dentro del ritmo ordinario de vida que llevamos.

En el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19, los sectores productivos del país, empezaron a seleccionar la “fuerza laboral” para optimizar tiempo y dinero en los procesos de producción y sostener a medida de lo posible lo que ya habían conseguido a través de los años, dentro de ese proceso de selección de fuerza laboral, se cancelaron, congelaron o terminaron  contratos laborales y a su vez, se limitaron los procesos de selección de personal para nuevos cargos, pues la situación así lo imponía, trayendo consigo, dificultades sociales y económicas en la mayoría de  los hogares colombianos.

Si bien en esta situación se vuelve una odisea la consecución de un empleo para una persona del común dentro de la economía del país, imaginemos ahora la situación que debe atravesar una persona con discapacidad en la búsqueda de empleo, no es un secreto que a la fecha aún persisten barreras actitudinales que hacen ver a la persona con discapacidad como alguien incapaz de realizar una labor productiva, es más, desde el mismo  estado se ha generado una política utilitaria en la que  se opta por descartar a las personas de acuerdo con estándares que no son más que prejuicios; el plan descarte y el utilitarismo van unidos y son entendidos como  ¿Qué utilidad me da una persona o para que me sirve? Si encontramos que  nos podemos servir o apoyar en alguien, pues lo tenemos en cuenta dentro de nuestra estructura social, pero en cambio si no me representa utilidad, lo excluimos y nos excusamos diciendo que es  de responsabilidad de la familia o el estado velar por sus derechos. Por otra parte, ha surgido la tendencia que podemos denominar “sálvese quien pueda” que consiste en la actitud natural de interesarse únicamente por sí mismo y su círculo cerrado de familia o de amigos, pero sin importar por encima de quienes pasemos y sin tener conmiseración por quienes atraviesan necesidades y esta pandemia saco o revivió esa forma primitiva en los seres humanos, relegando a un segundo y tercer plano a las personas con discapacidad.

 

Edwin Armando Pachón Robayo

"Muchas veces la población con discapacidad es utilizada  para que el estado disfrace en ayudas sus estrategias políticas, las que se limitan a tomarse una foto y hacer firmar planillas de “soporte” para  legalizar recursos o levantar imágenes desfavorables de pésimas administraciones y dar rendición de cuentas a costa del sufrimiento de quienes no tiene las mismas oportunidades laborales, sociales y económicas del común de la población, pero la situación con la empresa privada no es mejor ya que la principal motivación de la contratación de las personas con discapacidad, son los alivios tributario y no una autentica estrategia de responsabilidad social en miras a la inclusión de esta colectividad; y la sociedad en pleno, opta por simplemente manifestar un denigrante “pobrecitos” sin hacer nada por coadyuvar en la transformación social".

Si realmente queremos construir un país de oportunidades para todos, empecemos por darles su lugar en la sociedad a las personas con discapacidad, no tratándolos como enfermos, sino como a iguales, personas con un potencial inmenso que están dispuestos a ofrecerlo para el crecimiento económico y social de nuestras regiones, aportemos en garantizar la infraestructura de nuestras casas y barrios, donde puedan desarrollarse de manera plena, eliminando todo tipo de lenguajes despectivos que estigmatiza cada vez más a esta población y  algo no menos importante es enseñar a las generaciones venideras a valorar a la humanidad por  el simple hecho de pertenecer al género humano y no porque buscamos un beneficio en ellos.

Queridos lectores, aprovechemos el modelo de trabajo y estudio que nos aceleró la pandemia, para involucrar en el mercado laboral y académico a las personas con discapacidad e ir fortaleciendo nuestro país en temas de trabajo en equipo, y humanización de las profesiones, estoy seguro que de esta manera, crecemos de manera integral y logramos apalancar nuestra economía entre todos. ¿Quieres ser un súper héroe? Sé un excelente ser humano, con eso basta.

Share on Google Plus

About Carlos Arturo Moreno

Estrategia Publicitaria 2017

Estrategia Publicitaria 2017
Contáctenos - 310 865 89 54 313 480 12 01

Sede Principal - Facatativá Cundinamarca.

Sede Principal - Facatativá Cundinamarca.
Más información en el periódico impreso

Espacio Publicitario